23 de enero de 2023

Beneficios e inconvenientes de hacer rebajas en tu negocio

Las promociones y rebajas son una gran tentación para las empresas, ya que, a corto plazo pueden suponer una inyección de dinero extra. Sin embargo, hay que tener en cuenta otros factores que pueden suponer un importante inconveniente para nuestro negocio.

En TLC queremos contarte cuáles son las ventajas y los inconvenientes de hacer rebajas en tu negocio.

cuidado con las rebajas

Cuidado con las rebajas

Las rebajas son una táctica comercial que tiene como objetivo llamar la atención de los clientes, incrementar las visitas a nuestro negocio y, por tanto, también las ventas.

Sin duda, las rebajas pueden tener muchas compensaciones que merece tener en cuenta y que pueden dar un impulso rápido a nuestro efectivo. Sin embargo, las rebajas también tienen un reverso tenebroso que puede volverse contra nuestra propia empresa y que hay que tener en cuenta a la hora de plantearnos si debemos entrar en este juego o no.

Antes de lanzarte a ofrecer rebajas en tu negocio debes preguntarte qué es lo que realmente atrae a tus clientes a comprar tus productos o servicios. Si tu público objetivo no viene a ti por el precio, sino que se fijan en otros aspectos como son la calidad del producto, la excelencia del servicio, la exclusividad, o el trato personal, quizás deberías replantearte si las rebajas con una táctica acertada para tu negocio.

Cuándo tengo que hacer rebajas

¿Cuándo debo hacer rebajas en mi negocio?

Como hemos dicho, las rebajas incrementarán nuestras ventas a corto plazo, ya que supone para el cliente conseguir lo mismo a un menor precio. Esto significa que nuestra empresa podrá disponer de efectivo rápidamente y supondrá una inyección para nuestro negocio en poco tiempo.

Las promociones y rebajas también nos hacen más visibles, por tanto, pueden ser una buena táctica para atraer clientes nuevos. Es una manera de darse a conocer y mostrarnos a un gran abanico de público. Es una oportunidad para enseñar nuestros productos o servicios y mejorar el tráfico y visitas a tu tienda online.

Esta táctica es muy efectiva cuando buscamos aumentar nuestro público potencial. Es la mejor manera de que un público que antes no se hubiera fijado en ti, o que no estaba dispuesto a pagar el precio anterior, ahora esté dentro de tu cliente objetivo.

Otra de las ventajas de hacer rebajas es que aprovechas la salida de la mercancía de temporada y te ofrece la posibilidad de sacar los productos que menos ventas tienen.

Sin embargo, frente a estos beneficios de hacer rebajas, existen otros muchos inconvenientes que pueden hacerte cambiar de opinión frente a la pregunta de si ¿debo hacer rebajas en mi negocio?

Inconvenientes de hacer rebajas

Inconvenientes de hacer rebajas

Antes de lanzarte a hacer rebajas en tu negocio debes valorar muy seriamente si éstas te reportarán beneficios o, por el contrario, te perjudicarán a largo plazo.

Evidentemente las rebajas reducen el margen de beneficio de tus ventas y es algo que deberás tener en cuenta para no caer en pérdidas inesperadas.

Por otro lado, es recomendable tener unos precios estables, ya que la variación constante de los precios contribuye a que los clientes sientan una incertidumbre que les conduzca a no comprar o a no fidelizarse en sus compras.

El cliente que solo se fija en ti por el precio no es un tipo de cliente que deberías buscar si quieres fidelizarlo. Se trata de un público que viene únicamente atraído por el precio, por tanto, cuando el precio vuelva a ser el habitual se irá con tus competidores.

Si basas tus estrategias de ventas en los precios bajos entrarás en una guerra de precios con tus competidores muy difícil de ganar, ya que siempre habrá alguien dispuesto a bajar los precios más que tú.

Por otro lado, los clientes se acostumbran a unas expectativas en el precio que no son las reales y ya no querrán adquirir tus productos a los precios normales. Además, si lo que ofreces es un producto de continuidad como puede ser una suscripción, el comprador puede tener la sensación de sentirse estafado al volver al precio original.

Las rebajas: más contras que pros

Otro de los inconvenientes de hacer rebajas es que nuestra marca se perciba como de baja calidad. Un precio excesivamente barato deja la sensación de estar adquiriendo un producto de poca calidad o que tiene algún problema por el que no se ha podido vender antes. Esta percepción de nuestro negocio puede tener consecuencias muy negativas a largo plazo en nuestra empresa.

Existen sectores en los que las rebajas no están para nada recomendadas. Esto se hace muy palpable por ejemplo en el sector del lujo, donde los clientes buscan exclusividad y no un bajo precio. Tampoco deben hacerse rebajas cuando ya estamos trabajando con un corto margen de beneficios y no va a resultar rentable.

Por tanto, tras comprobar las ventajas e inconvenientes de hacer rebajas, estudia previamente los pros y los contras de hacer rebajas en tu negocio. Investiga cuánto realmente puedes abaratar tus productos o servicios para que sea rentable y tu negocio no se vea perjudicado antes de hacer ningún tipo de promoción y se cauto en tus acciones de ventas a bajo precio. Tu empresa no debe ser fruto de una temporada, sino un producto de continuidad.

× ¿Hablamos?